INGREDIENTES (para 1 pareja):
2 colas de langosta medianas
150 ml de leche de coco
1 cebolla morada
4 limones
2 tomates
Mamones fermentados o frescos
6 ajíes dulces
Cilantro al gusto
Sal y pimienta al gusto
Picante (opcional)

PREPARACIÓN:
Sacar la langosta del caparazón y cortar en cuadros de 3×3 cm
Hacer cascos de tomate sin la semilla y asarlos en una sartén del lado de la piel y dejarlos quemar
Picar la cebolla en cuadritos pequeños
Picar el ají dulce en julianas
Sacar las puntas del cilantro y guardar para el final.

En un bowl: poner la langosta cruda con el mamón y exprimirle el limón, luego agregarle la cebolla, ají dulce y los cascos de tomate.
Finalizamos agregando sal, pimienta y cilantro.
Servimos en un plato hondo con cuchara y acompañado de patacones de guineo verde.
Se puede servir la leche de tigra aparte con mamones adentro.

La receta está inspirada en los sabores del mar, en la langosta adulta de La Guajira, departamento ubicado en la zona norte de Colombia, en la primera receta que le cocine a mi papá cuando volví de Argentina fue un ceviche de langosta con lyches, el resultado fue fenomenal, sabores y aromas sin comparación. Con el ceviche de langosta con coco y mamón fermentado, la adapté a los productos del caribe colombiano y decidí utilizar ají dulce en vez de los típicos pimientos, el lychee lo cambie por los mamones fermentados ya que tienen sabores que combinan bastante y la langosta adulta de La Guajira que es una forma de promover el consumo de esta y no de la langosta pequeña pues esa pesca indiscriminada de langostas afecta el ecosistema y la cadena alimenticia se rompe creando desequilibrio. Por supuesto la leche de coco no podía faltar para acentuar los sabores de la costa caribe colombiana.

Los fermentos y conocimientos de las especies nativas las he adquirido gracias a la investigación y los conocimientos aportados por la Fundación Batis. Para los que se preguntan, la preparación de los mamones es rápida pero el tiempo de fermentación es de mínimo 15 días.

Los beneficios del plato los pienso tanto para mí como para el medio ambiente y los agricultores: aprovechar la cosecha del mamón, preservar el ecosistema de la langosta , los innumerables beneficios que tienen los fermentos para nuestra salud y la flora intestinal y finalmente el consumo de mariscos que es afrodisíaco y aporta positivamente a la vida sexual.

Toda esta exquisitez la recomiendo acompañar con vino blanco, pero si logramos tener una botella de viche, esta bebida alcohólica de tipo artesanal típica del pacífico colombiano y hacernos un trago refrescante adicionándole algún cítrico por ejemplo limón mandarino o lima, se convierte en el maridaje perfecto.

Ya les habíamos dicho que esta receta es de una cocina exquisita, ideal para cocinar y compartir en pareja, en un juego seductor, convirtiéndose en una perfecta entrada para conquistar y prepararnos para el plato principal.

LVET te recomienda acompañar esta velada con nuestro playlist Nuevo Mundo, que encuentras en Spotify.


Carolina Asmar.
@asmarsito
Chef barranquillera finalista en el Reto Gourmet de los Premios La Barra 2020, ganadora del programa «Los Hermanos Rausch», emitido por la cadena de televisión Food Network para Latinoamerica. Creadora de Havana Sandwiches y X/O Catering. Invitada a la Feria Sabor Barranquilla 2020. De sus 7 años de experiencia, el último se ha dedicado a investigar acerca de la cocina ancestral y las especies comestibles del bosque seco tropical y de manglar del Caribe Colombiano. Con estudios en el Instituto Argentino de Gastronomía-IAG y Politóloga de la Universidad de los Andes.

Carolina Asmar. Chef